logo

Éxito del 6º Seminario sobre compostaje doméstico y comunitario

En el marco de las actividades que desarrolla la plataforma Composta en Red, ayer día 20 tuvo lugar en Pontevedra un encuentro donde se pusieron sobre la mesa proyectos de implementación, desarrollo y seguimiento de iniciativas de compostaje doméstico y comunitario.

Teniendo como anfitriones a la Diputación de Pontevedra y al Ayuntamiento de Allariz, el seminario logró una repercusión de asistencia sobresaliente, al alcanzar a 200 interesados en conocer la actualidad del compostaje, dinámicas de trabajo y nuevos proyectos a implementar.

Como elemento clave en las políticas de gestión de residuos actuales, el compostaje deberá alcanzar un protagonismo hasta ahora solapado por otras necesidades o circunstancias. Así, el objetivo de este seminario ha sido mostrar la potencialidad y oportunidades que ofrece esta vía de gestión para el 42% de nuestros residuos cotidianos, para lo que durante toda la jornada distintos representantes públicos y técnicos de contrastada experiencia en este ámbito expresaron su punto de vista, fomentando el debate abierto con todos los asistentes.

Quedó patente que el compromiso general habrá de orientarse a alcanzar el 50% de preparación para la reutilización y reciclaje que marca la normativa vigente para 2020. Actualmente, España se encuentra lejos de alcanzar esta cota, al contabilizarse 5,7 M toneladas recuperadas frente a las 10,7 necesarias para dar cumplimiento efectivo. La solución pasa inexorablemente por potenciar la recogida selectiva de residuos y donde cobra especial importancia la segregación de los biorresiduos. Y contribuyendo a su recogida, se rebajarían sustancialmente los indicadores de vertido actuales. Este esfuerzo se podría medir en unos 16 kg por habitante y año, incidiendo además en la necesidad de disponer de instalaciones de proximidad para su tratamiento, en palabras del MAGRAMA.

Con este marco, se desgranaron experiencias como la de Allariz, donde con un recorrido iniciado hace dos décadas hacia la gestión racional de las basuras, hoy cuentan con 22 islas de compostaje comunitario y una atención personalizada para grandes productores de materia orgánica. Esto ha posibilitado una reducción del 16% de los residuos que habitualmente gestionaban como resto indiferenciado, además de una mejora sustancial en el resto de recogidas selectivas y en la percepción social y ambiental de su territorio.

Por su parte, la Diputación de Pontevedra pormenorizó los detalles de su Plan Revitaliza, con la meta de alcanzar para mediados de 2017 su despliegue efectivo para la recuperación de la fracción orgánica en todos los municipios de la provincia. A punto de iniciarse la segunda fase de intervención, son 22 los ayuntamientos que cuentan ya con la tutela oportuna y los medios para desarrollar el proyecto. En el horizonte, una previsión de necesidades exigente, donde se calculan dotaciones de 87.000 unidades de compostaje individual, 3.000 áreas de compostaje comunitario o 6 plantas comarcales para hacer frente a una ambiciosa recuperación de la mitad de la producción orgánica doméstica.

Y a más pequeña escala, también tuvo la oportunidad de comentar su experiencia el Ayuntamiento de San Sadurniño, que a partir de un censo de 1.200 familias, ha logrado llegar por el momento a un 20% de ellas, fomentando la autogestión y una recogida selectiva puerta a puerta que ha posibilitado por el momento una reducción de la mitad de los residuos que previamente se enviaban a gestor externo, con el consecuente ahorro económico, según explicó su alcalde.

Por su parte, desde Santiago de Compostela se comentó la iniciativa pionera que están llevando a cabo a través de la implantación de espacios destinados al compostaje comunitario controlado, de modo que se pueda obtener una información completa de la aportación, a partir de la aplicación de tecnologías de la información, y fomentándola mediante el incentivo de determinados premios. Esta experiencia piloto condicionará el nivel de intervención a futuro, con la pretensión adicional de difundirlo a otros territorios interesados.

Del resto del Estado, también participaron la Mancomunidad de Pamplona y los ayuntamientos de Hernani y Madrid. En el primer caso, y con el objetivo de alcanzar en 2020 el reto de recuperar el 50% de la fracción orgánica, en este año alcanzarán las 19.000 toneladas (o un 30%), una parte de ellas derivadas de lo recogido en el quinto contenedor y a grandes productores. El reto: acceder al yacimiento urbano, donde se produce el 91% de esta fracción de residuos.

En cuanto a Hernani, donde un 25% de su población (más de 700 familias) colabora con la recogida separada de los biorresiduos, el ayuntamiento ha podido rebajar la tasa de basuras en un 40%. Se definió el modelo de aportación que se utiliza por parte de los vecinos, consistente bien en colgadores públicos para cubos, cuartos de basuras o casetas donde se disponen recipientes comunitarios, integrados en el paisaje urbano.

El proyecto Madrid Agrocomposta también tuvo su lugar en el seminario, donde se detallaron las acciones desarrolladas durante esta experiencia de 5 meses. En la misma, se lograron recoger 17,5 toneladas de biorresiduos con un nivel de impropios del 0,2%, habiendo atendido a huertos urbanos, mercados municipales, comedores escolares o una empresa agroalimentaria, con destino a 4 fincas agrícolas periurbanas que realizaron las labores de compostaje. Según la nueva estrategia de residuos madrileña, el objetivo será desplegar un servicio de recogida puerta a puerta de estos residuos en todo el territorio para 2018.

Del exterior llegó la experiencia del “modelo austríaco” de compostaje, que basado en una estrategia combinada con residuos agrícolas, promueve el compostaje de proximidad en una importante red de instalaciones de entre 500 y 2.000 toneladas, alcanzando en conjunto cotas de 120.000 toneladas de compost comercializado.

Finalmente, tuvieron también su protagonismo otras intervenciones, relacionadas con la educación ambiental hacia el compostaje o la experiencia de la empresa privada en el tratamiento de la fracción orgánica.

El encuentro se complementó con la exposición “A compostaxe e o compost; dende a teoría á práctica”, así como con las explicaciones prácticas de los “mestres composteiros” de la Diputación.

 

Valoración LIR: este tipo de seminarios supone un importante punto de encuentro y reflexión sobre la necesidad de acometer acciones hacia la valorización de la materia orgánica. Es alentador observar las distintas experiencias que van naciendo o perfeccionándose, motivadas por políticas que, más temprano que tarde, deberán ser espejo de otras administraciones para su implantación.

En cualquier caso, se presume imposible que España pueda alcanzar los objetivos comentados en plazo, más si cabe si finalmente los bioestabilizados no pueden formar parte de las estadísticas correspondientes.

Ojalá el futuro inmediato nos depare nuevos proyectos, que basados en planteamientos ajustados y realistas, den respuesta efectiva a esta fracción de nuestros residuos.

Publicado por

Laboratorio de ideas sobre residuos

Laboratorio de ideas sobre residuos

Debate de ideas para el sector de la gestión de residuos

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos saber si no eres un bot * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR