logo

Propuestas de los partidos políticos en materia de residuos

Ante las próximas elecciones del 20 de diciembre, hemos revisado los programas de los principales partidos políticos a nivel estatal para conocer sus propuestas en materia de residuos. Es evidente que el medio ambiente continúa sin ser una prioridad en la agenda política, como se desprende de los debates en los que estos días vienen participando los candidatos a la presidencia del Gobierno, donde las referencias a la política ambiental han sido escasas o incluso inexistentes (no digamos ya a las políticas sobre residuos).

No obstante, sí existen grandes diferencias en cuanto a las políticas en materia de residuos de los distintos partidos. A continuación, recogemos todas las propuestas incluidas en los diferentes programas electorales de Partido Popular, Partido Socialista, Ciudadanos, Podemos e Izquierda Unida.

PARTIDO POPULAR (PP)

El Partido Popular es sin duda el que menos referencias explícitas hace a la gestión de los residuos en su programa electoral. En el capítulo “Una estrategia para proteger nuestro medio ambiente” se incluyen algunas referencias ambiguas a la descarbonización de la economía, y solo en la última de las medidas propuestas en materia de medio ambiente encontramos por fin una mención concreta a los residuos:

“Revisaremos la normativa de residuos de envases y del sistema de recogida y gestión de los residuos municipales, para mejorar su eficacia. Impulsaremos actuaciones que apoyen el desarrollo de una economía circular que fomente la reutilización y el reciclado de residuos, y los integre en los procesos de producción, como materia prima para nuevos productos”.

Como vemos, cuatro líneas para solventar de un plumazo la política del Partido Popular en materia de residuos y economía circular para los próximos cuatro años. Con expresiones tan ambiguas como revisar, impulsar, mejorar…, pero obviamente, sin nada concreto. Y esto es todo.

PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL (PSOE)

El programa del PSOE, en su capítulo “Economía verde: prosperidad más allá del PIB”, sí incluye un apartado explícito –el último también– denominado “Residuos y prevención de la contaminación”. En él recuerda que España está muy por detrás de los países de referencia en sistemas avanzados de tratamiento de residuos, y propone “poner el acento en la política de prevención y la economía circular”. Para ello, se compromete a poner en marcha las siguientes medidas:

  • Reducir los impactos ambientales, climáticos y sobre la salud de los modelos de desarrollo.
  • Desarrollar políticas concretas y ambiciosas a favor de la economía circular mediante objetivos enfocados a conseguir el vertido cero, el reciclaje, la reducción de los residuos, el ecodiseño de bienes y servicios que den lugar a productos de más larga duración y la preparación para la reutilización y la reparación.
  • Incrementar el ecodiseño, la utilización de materiales recuperados y el impulso de la trazabilidad de todo tipo de productos.
  • Fomentar la concienciación y sensibilización de la ciudadanía.
  • ncentivar la cooperación y compartir experiencias de éxito.
  • Subrayar las consecuencias que un cambio de modelo hacia una economía circular supondrá en términos de emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Facilitar el acceso a la información en materia de gestión de residuos y asegurar la transparencia del sistema con el objetivo de que empresas y la ciudadanía conozcan tanto la manera como las consecuencias de disminuir la producción de residuos o de gestionarlos correctamente.
  • Mejorar el diseño y aplicación de los planes de prevención y tratamiento y recuperar los planes nacionales de residuos tóxicos y de descontaminación de suelos.
  • Simplificar la gestión de los residuos de la actividad agraria desarrollando una solución integral y armonizada.
  • Introducir progresivamente sistemas de gestión de “Depósito, devolución y retorno”en los flujos donde este sistema sea más eficaz.

Como podemos ver, encontramos aquí al menos referencias concretas a expresiones como reciclaje, prevención de residuos, ecodiseño…, e incluso un punto en el que se alude expresamente a la posibilidad de implantar un SDDR. No obstante, la mayoría de las propuestas son también bastante ambiguas (fomentar, incentivar, facilitar…), y por tanto su cumplimiento sería también complicado de medir.

CIUDADANOS

El programa de ciudadanos también tiene un apartado dedicado en exclusiva a sus propuestas en materia de medio ambiente, titulado “Medio ambiente: un capital y un legado”, y entre sus pilares básicos hace referencia a la “implantación efectiva de políticas para una economía circular, siguiendo las directivas europeas medioambientales”, incluyendo un mejor uso de los recursos.

Así, dentro de dicho capítulo de política medioambiental, encontramos un apartado dedicado la “Implantación de medidas para una economía circular” y otro al “Tratamiento de los residuos”.

El primero de ellos contiene las siguientes propuestas:

  • Coordinar de forma eficaz la política industrial y medioambiental, creando una Oficina de Coordinación a tal efecto, asegurando de esta manera tanto prácticas respetuosas como el fomento de innovación en tecnologías y productos sostenibles.
  • Políticas para incrementar la inversión en I+D+i en tecnologías y productos sostenibles, permitiendo asimismo la colaboración público-privada que de lugar a “clusters” para la adquisición de competencias y tecnología que permitan el desarrollo, producción y comercialización de productos y servicios innovadores en economía circular.
  • Fomentar y proteger a las empresas y modelos que proponen el consumo colaborativo y compartido.
  • Creación de una codificación para los productos en función del análisis del impacto ambiental de su ciclo de vida, que permita informar al consumidor de los productos y servicios más sostenibles y orientar políticas fiscales y económicas.

Vemos por tanto que sí se hacen algunas propuestas concretas, como una oficina que coordine la política industrial y medioambiental, o la creación de un sistema de codificación de los productos en función de su impacto ambiental.

Respecto al apartado dedicado al “Tratamiento de los residuos”, Ciudadanos apuesta por el objetivo europeo de vertido cero. El partido de Albert Rivera considera poco efectivo el actual sistema de recolección y reciclaje de residuos y sus medidas van encaminadas a mejorar el reciclado y la reutilización de materiales, mayores medidas de control sobre la incineración y más mano dura frente a las prácticas ilegales. Estas son sus propuestas concretas:

  • Crear un código de buenas prácticas para el tratamiento del flujo de residuos (recogida, separación, reciclaje, vertido e incineración) diferenciado por categoría de residuos para ser usado por las administraciones, organismos y empresas implicadas. Este código de buenas prácticas será complementado con un plan de calidad que dote de objetivos específicos a varios niveles, detecte el grado de cumplimiento de los mismos y revise el plano de acción a nivel nacional y autonómico.
  • Desarrollar un plan de choque para los residuos con peor tasa de reciclaje.
  • Fomentar la colaboración entre las Comunidades Autónomas, el código de buenas prácticas, el plan de calidad y el plan de choque.
  • Incentivar proyectos que eviten el vertido de materia orgánica tales como la producción de biogás, plantas de digestión anaeróbica (ojo, en el programa dice “plantas de digestión anacrónica”, suponemos que debido a un despiste del redactor o una mala pasada de la escritura predictiva de los actuales programas de edición de textos)…, y un régimen sancionador mucho más severo contra el vertido ilegal y el robo de materiales depositados en puntos limpios y similares.
  • Creación de un registro electrónico único del flujo de materiales residuales que permita una rastreabilidad completa de la eficacia del proceso de reciclaje.
  • Estudiar nuevas vías que permitan mejorar la tasa de retorno al sistema de economía circular de materiales reciclables.

De nuevo, podemos ver que se entremezclan algunas propuestas bastante ambiguas e indefinidas con otras algo más concretas, como el código de buenas prácticas, el plan de choque o el registro electrónico para los materiales reciclables.

PODEMOS

El programa de Podemos es sin duda el que parece dar una mayor relevancia a las políticas medioambientales. Ya en el primer apartado del primer capítulo (“Democracia económica”) alude a la movilización de la inversión en eficiencia energética y energías verdes. Toda una declaración de intenciones.

El programa consta de un total de 394 medidas, seis relativas a economía circular y residuos, cuatro de ellas incluidas a lo largo del segundo capítulo (“Democracia ciudadana”), y otras dos, mucho más concretas, dentro del cuarto capítulo (“Propuestas de ámbito autonómico y municipal”). Dichas medidas se enmarcan dentro de los siguientes puntos:

  • «Quien contamina paga»
  • Derogar de forma inmediata la Ley 11/2014 y el Real Decreto 183/2015 que modifica la Ley 26/2007 de Responsabilidad Medioambiental, cuyos pilares rectores son la precaución, la prevención y el principio de «quien contamina paga».
  • Simplificar la tramitación administrativa a través de una licencia ambiental única que englobe todos los impactos ambientales, facilitando a los operadores la comunicación con un único ente administrativo.
  • Reubicar las estaciones de control y medición de la contaminación industrial a aquellos lugares que garanticen la mayor protección de la población.
  • Fomentar el desarrollo de la I+D+i en las tecnologías de prevención de la contaminación y para la descontaminación, en especial de los suelos, y para la recuperación ambiental en caso de desastre ecológico.
  • Impulsar la adaptación a los nuevos conocimientos, especialmente aquellos que versan sobre los efectos de los contaminantes sobre la salud de las personas.
  • Implantar un Plan de Formación de Técnicos en Riesgos Ambientales para dar soporte a la actividad industrial y a la Administración central como principal ente de control.
  • Priorizar la aplicación del principio «quien contamina paga» al promover una responsabilidad ambiental real entre los principales extractores de los recursos naturales, a través de una garantía financiera de reparación del medio natural, en función de los posibles daños ocasionados.
  • Protección del medio marino y su entorno
  • Trabajar con los distintos agentes implicados para reducir el vertido de basura en el mar.
  • Fomento de la economía circular: Objetivo Residuo CERO
  • Cumplir la Directiva Marco de Residuos y revisar la trasposición de dicha directiva al ordenamiento español, empezando por los principios de precaución y prevención.
  • Desarrollar la responsabilidad ampliada del producto para que este asuma los costes reales de la gestión de residuos a todos los niveles.
  • Desarrollar una economía circular que garantice una reducción del uso de los recursos naturales en nuestra economía. Poner en marcha políticas efectivas de gestión de residuos como la lucha contra la obsolescencia, el ecodiseño, la recogida selectiva de la materia orgánica para el compostaje, etc.
  • Redefinir la función de los Puntos Limpios y de los Puntos Limpios Móviles para mejorar la cantidad y, sobre todo, la calidad de los productos recogidos, y poner en marcha operaciones de preparación para el reciclado, con el objetivo de duplicar el reciclado en diez años.
  • Fomentaremos el mercado de segunda mano y la separación de enseres como muebles y aparatos eléctricos y electrónicos.
  • Lucha contra el cambio climático
  • Impulsar la «fiscalidad verde» y penalizar la generación de desechos a lo largo de la cadena de valor.
  • Fomentar las actuaciones para el aumento de la resiliencia de las ciudades y los ecosistemas (por ejemplo, el abastecimiento de agua para las ciudades o la gestión adecuada de residuos).
  • Descontaminación de terrenos anteriormente utilizados por la industria (Andalucía)
  • Retirar los fosfoyesos y el cesio-137 procedente de las cenizas de Acerinox y demás residuos vertidos en la marisma del Rincón y en la de Mendaña, al igual que el resto de residuos vertidos en las contaminadas marismas del Pinar.
  • Descontaminación de los terrenos ocupados por las industrias que han cerrado en la avenida Francisco Montenegro (Punta del Sebo), y recuperarlos íntegramente para el uso y disfrute de la ciudadanía.
  • Plan de mejora y redimensionamiento de la empresa pública incineradora REMESA (Melilla)
  • Poner en marcha un plan para mejorar la actividad de la empresa de tratamiento de residuos REMESA con el objetivo de alcanzar la media europea en tasas de material reciclado.

Sin duda la propuesta de Podemos parece la más amplia respecto a la gestión de los residuos, con algunas propuestas y medidas muy concretas (derogación de la Ley 11/2014, creación de una licencia ambiental única…) y referencias al reciclaje, el vertido cero, la recogida selectiva de materia orgánica, la fiscalidad verde, etc. También cabe destacar que es el único partido que menciona la formación de profesionales en materia de riesgos ambientales.

No obstante, se esperaba de este partido más referencias concretas a la prevención de residuos, y concretamente a la reutilización (curiosamente sí habla de la preparación para el reciclado), aparte de una breve mención sobre el fomento del mercado de segunda mano.

IZQUIERDA UNIDA (IU)

Izquierda Unida también incluye en su programa un capítulo dedicado en exclusiva al medio ambiente, bajo el título “Propuestas ambientales para un país sostenible”. Este incluye un apartado sobre “Residuos”, que recoge las siguientes propuestas:

  • Reducir la generación de residuos y optimizar los flujos de materiales en la producción de bienes y servicios, impulsando el cumplimiento de los planes de residuos, priorizando los programas de concienciación social y modelos de consumo sostenible.
  • Gestión pública de los residuos tratándolos como materiales recuperables y reutilizables.
  • Oposición a la incineración de residuos, ya sea como medio de eliminación o de “valorización”.
  • Apuesta por las recogidas selectivas de residuos en origen.
  • Impulso a la Estrategia Residuo 0: recogida puerta a puerta (orgánico vs. resto, recogida separada en fracciones), compostaje de calidad, centros locales de reutilización y reciclaje, investigación e incidencia en fracción no reciclable. Incentivos fiscales
  • Revisión normativa para recuperar la jerarquía de la gestión de los residuos.
  • Implantación de un Sistema de Retorno de Envases “para evitar que cada día 28 millones de envases de bebidas se viertan, incineren o abandonen en España”.
  • Reforma de la Ley general de residuos con una reglamentación que refuerce la gestión pública. Obligatoriedad de separación en origen de los residuos urbanos. Regulación de la obsolescencia programada y el control del sobreembalaje.

Aunque más escueta que la de Ciudadanos o Podemos, la propuesta de Izquierda Unida es probablemente la más concreta de todas –y seguramente la más arriesgada–, con una oposición frontal a la incineración de residuos, la implantación de un sistema de retorno de envases, la gestión pública de los residuos o la reforma de la Ley de residuos para que la separación en origen sea obligatoria, entre otras.

Estas son las propuestas en materia de residuos de los principales partidos políticos a nivel estatal. Como se puede ver, las diferencias entre algunos de ellos son abrumadoras. No obstante, consideramos que la presencia de políticas concretas sobre residuos sigue siendo, en general, escasa, dada la importancia que este sector tiene para el desarrollo de una economía circular que posibilite el crecimiento sostenible y la generación de empleo verde.

Está muy bien decir que se va a impulsar el reciclaje, que se va a fomentar el crecimiento verde o que se va a favorecer el desarrollo de una potente industria medioambiental, pero nos gustaría saber también qué medidas se van a tomar para conseguirlo. Y en eso es en lo que la mayoría de los partidos políticos pecan en sus programas. Muy buenas intenciones, pero poca concreción. Como siempre.

Publicado por

Laboratorio de ideas sobre residuos

Laboratorio de ideas sobre residuos

Debate de ideas para el sector de la gestión de residuos

7 comentarios en “Propuestas de los partidos políticos en materia de residuos”

  1. Entiendo que para unas elecciones generales se tengan en cuenta los partidos que se presentan en todas las provincias del Estado, sin embargo echo en falta las propuestas de partidos soberanistas que además tienen responsabilidades de gobierno en CCAA, Diputaciones y Ayuntamientos importantes.

    • Estimado Martín.
      Muchas gracias por tu contribución.
      Ciertamente, lo ideal hubiese sido mostrar las ideas que presentan todas y cada una de las opciones, pero en su momento decidimos ofrecer la visión de los partidos que se presentarían en todo el territorio.
      De todos modos, si quieres hacer alguna aportación particular en este sentido, será muy bienvenida.
      Gracias nuevamente!

  2. En el resumen que hacéis del programa de Podemos, hacéis referencia al Vertido 0.
    Mi pregunta es la siguiente:
    En dicho programa hace referencia a Residuo 0, no a Vertido 0, es un error de transcripción, o realmente en el programa la referencia es a Vertido y no a Residuo 0, ya que la diferencia entre ambos es notable.

    Si podéis disipar mis dudas.

    Gracias.

    Rosa.

    • Estimada Rosa.
      Gracias por el comentario y tu participación.
      Lamentablemente, no podemos ofrecer más información al respecto. Nos hemos limitado prácticamente a “copiar y pegar” el contenido de las diferentes propuestas.
      Realmente, en el programa que indicas figura “residuo 0” y en ningún caso se hace referencia a vertido. Esa alusión al objetivo de “residuo 0” se integra en las acciones hacia el fomento de la economía circular.
      Esperamos haber aclarado tu cuestión.
      Un saludo.

  3. El programa de IU-UP incluye otros apuntes sobre residuos en su apartado sobre Desarrollo Sotenible, por ejemplo uno sobre tratamiento de aguas residuales. Concretamente en su punt 3.3.2 Modelo Sostenible. Gestión Sotenible de los Recursos Naturales.

    • Gracias por el apunte, Javier.
      Para sacar el artículo, nos fijamos directamente en lo que hacía referencia a la producción y gestión de residuos, si bien, ciertamente, el tratamiento de las aguas residuales supone una influencia directa en la generación (y gestión posterior) de residuos.
      Recibe un saludo.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos saber si no eres un bot * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR