logo

“España exportó 68.000 toneladas de residuos peligrosos en 2018 e importó 287.600 toneladas”

Entrevista a Luis Palomino sobre la gestión de residuos peligrosos en España

Luis Palomino es Ingeniero Agrónomo por la Universidad Politécnica de Madrid y especialista en ingeniería y gestión ambiental. Ha dedicado su vida profesional al desarrollo del sector ambiental, y desde 2007 ejerce su labor desde la Asociación de Empresas Gestoras de Residuos y Recursos Especiales – ASEGRE, de la que es secretario general.

ASEGRE defiende, desde 1992, los intereses de los gestores de residuos peligrosos y de eliminación de residuos industriales no peligrosos, así como de las empresas de remediación de suelos. Los miembros de ASEGRE representan más del 70% de la capacidad de tratamiento de residuos peligrosos en todo el Estado español.

Desde LIR queremos, mediante esta entrevista, saber más acerca de los residuos industriales y especialmente sobre los residuos industriales peligrosos.

¿Cuál es la proporción de Residuos Peligrosos dentro del volumen total de Residuos Industriales?

Según la encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2018, sería de un 3% si consideramos la industria extractiva y de un 7,6% sin considerarla. Por tanto, nos moveríamos en el entorno de los 1,2 millones de toneladas.

¿Cuáles son los principales flujos de residuos peligrosos industriales que se generan en España? ¿Cuál es su “naturaleza”?

Los residuos que el INE identifica como de mayor relevancia son los residuos químicos, seguidos de los ácidos, alcalinos o salinos, residuos de combustión, disolventes y aceites minerales.

¿Cuáles representan más grado de toxicidad y, por lo tanto, de peligrosidad?

Esto es algo muy variable según el tipo de residuo y se pueden encontrar varios tipos de peligrosidad en el mismo residuo.

Lo fundamental en la gestión de los residuos peligrosos es clasificarlo adecuadamente dentro del código de la Lista Europea de Residuos (LER) que le corresponde y asignándole las propiedades de peligrosidad que muestra. Esto permitirá que el residuo siga la ruta de gestión apropiada, además de evitar riesgos en las instalaciones de tratamiento para los empleados, el medio ambiente y la propia instalación.

Para ello el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) publicó la Guía Técnica para la Clasificación de Residuos. Además, en la página web de nuestra asociación se puede encontrar el primer clasificador online basado en la Lista Europea de Residuos. Es importante recordar que la legislación establece la obligación de que el productor del residuo aporte la información necesaria para su adecuado tratamiento, además de no mezclar ni diluir los residuos peligrosos.

¿Cuáles son las principales vías de gestión para tratarlos?

Cada tipo de residuo tiene un tratamiento adecuado a sus características, que tiene por objeto reducir su peligrosidad y, cuando sea posible, recuperar los recursos materiales o energéticos que contiene.

Estos tratamientos se realizan minimizando el riesgo para la salud de las personas y el medio ambiente, siguiendo las técnicas establecidas por la Unión Europea en los documentos de mejores técnicas disponibles para el tratamiento de residuos, la incineración de residuos y la legislación sobre depósito en vertedero.

Para ello, cada instalación de gestión se diseña de acuerdo con los tipos de residuos que va a tratar. Por eso es fundamental poder trazar el residuo desde su punto de producción hasta su tratamiento final, así se puede garantizar que recibe el tratamiento adecuado a sus características.

¿Existen en el territorio español suficientes plantas para tratarlos?

España exportó en 2018 aproximadamente 68.000 toneladas de residuos peligrosos e importó 287.600 toneladas. El hecho de que se importen más toneladas de las que se exportan es un síntoma de que este es un sector maduro, competitivo y con la mayoría de sus tratamientos cubiertos.

¿Cuáles son las fracciones más factibles de reciclar de los residuos peligrosos?

Todos los residuos que tienen mayor pureza y, por tanto, que estén menos mezclados. También de aquellos de los que se pueden recuperar materias con mayor valor de mercado.

¿Cuáles son los que deben salir de las fronteras españolas para recibir un tratamiento adecuado?

Como comentaba antes, la cantidad de residuos peligrosos exportados para su tratamiento en otros países europeos es reducida y se limita a residuos específicos porque en algunos casos la capacidad de tratamiento en España es reducida.

¿ASEGRE es capaz de contabilizar aproximadamente el traslado ilegal de residuos peligrosos en España?

En la actualidad España no dispone de datos oficiales de gestión de residuos peligrosos, únicamente dispone de estadísticas y de estimaciones.

El próximo 1 de julio será obligatoria la tramitación telemática de los traslados de residuos peligrosos, de residuos no peligrosos para eliminación, y de residuos domésticos mezclados. Esto será un hito en la gestión de residuos en España porque se van a trazar los traslados de residuos en todo el territorio español y facilitar sus datos de gestión. Sin embargo, esta tramitación se debería unificar para todo el país o de lo contrario se corre el riesgo de complicar de forma excesiva la gestión burocrática. También es importante que en la nueva plataforma electrónica haya una actualización diaria del Registro de Productores y Gestores de Residuos.

¿Existen vertederos ilegales de residuos peligrosos en España?

Más que vertederos ilegales encontramos residuos abandonados en puntos dispersos en las afueras de las ciudades, en los que se depositan residuos con amianto, envases contaminados y residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, principalmente.

También podemos encontrar actividades de gestión irregular de residuos, como el relleno de huecos mineros con residuos no aptos para esta operación, como pueden ser residuos industriales. El MITERD publicó una Guía para la rehabilitación de huecos mineros con residuos de construcción y demolición, en concreto residuos pétreos inertes y no peligrosos sometidos a un tratamiento previo, limpios de impropios y otros elementos contaminantes. Asimismo, el actual anteproyecto de ley de residuos, puntualiza que esta operación se debe realizar con residuos que sustituyan a materiales que no sean residuos y ser aptos para estos fines. Además, se establecerán reglamentariamente las condiciones en las que puedan autorizarse las operaciones de relleno, para diferenciarlas de la eliminación.

Desde nuestro punto de vista este tratamiento debe garantizar el mismo nivel de seguridad y de calidad ambiental que el resto de tratamientos. Esto incluye el proceso de evaluación ambiental, construcción para contener la contaminación, operación para controlar los residuos que se depositan, sellado, clausura y vigilancia postclausura, así como las oportunas garantías financieras aplicables a este tipo de instalaciones.

Desde ASEGRE proponen modificar el régimen de responsabilidad del productor del residuo, ¿qué propuestas destacan al respecto?

En España se han venido dando casos de malas prácticas por la falta de trazabilidad de los residuos, la heterogeneidad en la concesión de autorizaciones de gestión y la necesidad de un mayor control en la gestión.

Esto lo ha propiciado el tener un régimen delegado de responsabilidad del residuo. Este régimen legal supone que la práctica totalidad de la responsabilidad sobre el residuo se transmite cuando el gestor lo acepta.

Por los problemas señalados, la Comisión Europea recomendó a España la aplicación de un régimen de responsabilidad compartida sobre el residuo. Esto supone que el productor del residuo mantenga parte de la responsabilidad sobre el residuo, incluso tras la entrega al gestor. Pasar del régimen actual de responsabilidad delegada a uno de responsabilidad compartida hará que el productor busque los mejores tratamientos existentes para sus residuos y gane en precisión y objetividad a la hora de etiquetarlos.

¿Cree factible la implantación de la responsabilidad ampliada del productor en España?

Sí que es factible. Ya estamos viendo que el régimen legal sobre los traslados de residuos apunta en esta dirección para garantizar al productor la trazabilidad del residuo y el anteproyecto de ley de residuos y suelos contaminados, que comienza ahora su trámite en el Congreso, incluye esta modificación legal.

¿Qué ventajas tiene la responsabilidad ampliada del productor? ¿Cree que puede reducir los flujos de residuos piratas o, por ejemplo, los incendios en plantas de residuos?

Este asunto ya se ha regulado en países como Francia, Alemania y Reino Unido y tiene como consecuencia una autorregulación del sector, ya que el productor busca los mejores tratamientos existentes para sus residuos y los gestores compiten con tratamientos de mayor valor añadido y seguridad, evitando así que se mejore únicamente mediante el aumento de recursos públicos para inspección y control.

¿Se destinarán recursos económicos de los fondos de recuperación y resiliencia para la gestión de residuos industriales?

Consideramos determinante que el “Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía española” contemple el apoyo a los proyectos de gestión de residuos industriales entre sus 72.000 millones de euros de fondos europeos hasta 2023. A pesar de que en 2020 se aprobó la Estrategia Española de Economía Circular y el anteproyecto de la Ley de Cambio Climático, en el plan de recuperación apenas sí hay representación de los residuos industriales. Esperamos que esta situación se corrija en las próximas convocatorias y podamos mejorar la gestión de los residuos industriales.

Publicado por

Laboratorio de ideas sobre residuos

Debate de ideas para el sector de la gestión de residuos

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos saber si no eres un bot * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.