logo

“Estamos constantemente expuestos a sustancias químicas peligrosas a través de los plásticos”

En 2019, la Fundación Rezero para la Prevención de Residuos y el Consumo, con sedes en Barcelona y Mallorca, llevó a cabo la campaña “Salud de plástico”, mediante la que se realizaron análisis de orina de distintas personalidades para comprobar si revelaban algo importante sobre la “ingesta” de plástico procedente de los envases de los alimentos que comemos. La campaña fue replicada a nivel europeo durante 2020. En ella participaron 52 líderes de opinión del mundo de la cultura, la ciencia, el deporte, el ecologismo, la salud y la política, entre ellos la humorista Silvia Abril, el cantante Macaco, el catedrático en medicina y experto en salud ambiental Nicolás Olea o el pintor Miquel Barceló.

La campaña contó con el asesoramiento y supervisión científica del Grupo de Investigación en Epidemiología Clínica y Molecular del Cáncer (GRECMC) del Instituto Hospital de Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) dirigido por el Dr. Miquel Porta, médico y catedrático de salud pública, así como del Instituto Noruego de Salud Pública.

Para conocer más a fondo los resultados de la campaña y sus implicaciones, entrevistamos a Rosa García, directora general de Rezero.

¿Cuáles fueron los resultados más destacables de la campaña?

Los 52 participantes de Bélgica, Bulgaria, Letonia, Portugal, Eslovenia y España dieron positivo en la detección de sustancias derivadas del plástico.

Concretamente, de las 28 sustancias químicas analizadas, se encontró un promedio de 20,5 sustancias químicas en las muestras (con un rango de 18 a 23 sustancias químicas encontradas).

Esta investigación se suma a una creciente preocupación científica que prueba que las personas consumidoras estamos expuestas constantemente a sustancias químicas peligrosas a través de envases de alimentos de un solo uso, especialmente de plástico, y vincula esta exposición a una serie de enfermedades.

¿Por qué os centrasteis concretamente en focalizar vuestra atención en los ftalatos y fenoles, (compuestos tóxicos derivados de los envases plásticos)?

Porque los ftalatos y los fenoles son las sustancias químicas comúnmente utilizadas en los envases de plástico de un solo uso para alimentos. Y justamente estos envases ya hace años que, bajo el pretexto del servicio, la protección y la higiene de los productos, han proliferado de manera exponencial. Los encontramos en el sobreembalaje de nuestras compras diarias o semanales o en el take away, por ejemplo.

Este hecho, aparte de incidir en un argumento significativo de los residuos, la cultura del usar y tirar y la afectación sobre los ecosistemas naturales -especialmente en nuestros mares y océanos- también hemos comprobado y queremos también denunciar que tiene afectaciones preocupantes sobre la salud de las personas.

Por lo que se refiere a la composición de los envases de plástico, en estos se utiliza una amplia gama de productos químicos como aditivos con el objetivo de proporcionar una serie de características a los envases como flexibilidad, durabilidad frente al calor o la luz solar o colorantes entre otras.

Estos aditivos pueden constituir hasta el 80% del producto final para algunos productos plásticos. Los aditivos no se adhieren al plástico y se filtran fácilmente en el entorno, incluidos los alimentos dentro del envase. Además, a medida que las partículas de plástico se degradan se exponen nuevas capas y es probable que se filtren más aditivos desde el núcleo del envase a la superficie, y luego, a los alimentos.

Los aditivos, los testados en la muestra de los 52 participantes, son los ftalatos y los fenoles. Los ftalatos se utilizan para incrementar la flexibilidad y elasticidad de los plásticos, y/o para fijar fragancias en colonias, ambientadores y otros productos. Su presencia en la vida cotidiana está muy extendida: envases de plástico por alimentos, juguetes infantiles, papeles pintados, cables, colas, superficies de PVC, tintas de impresión, ropas o tejidos, productos de la limpieza del hogar, lacas, barnices, aparatos médicos, cosméticos, etc.

También los fenoles se utilizan para dar forma y resistencia a los plásticos, y se encuentran en multitud de envases alimentarios (botellas de plástico, envases de precocinados, fiambreras, etc.) o en la elaboración de resinas que protegen el estaño o el plomo de las soldaduras de algunas latas de conservas (atún, espárragos, fabadas etc.). También se detectan en los tickets de compra, botellas de agua, cosméticos, productos capilares, protectores solares, detergentes, textiles, productos de limpieza, material escolar, etc.

Es decir que estamos rodeados de sustancias que, sin darnos cuenta, migran a nuestro cuerpo.

¿Qué reacciones tuvieron los participantes de la campaña que se ofrecieron a analizar su orina?

Los participantes se sorprendieron muchísimo de los resultados. Porque, aunque la mayoría tienen una conciencia de reducción en su día a día, es muy difícil escapar de la omnipresencia del plástico de un solo uso en todo el ciclo de vida de un alimento, que se recoge y se transporta. La dimensión es tal que creemos importante que los gobiernos empiecen de verdad a poner límites a la industria aplicando el principio de precaución y teniendo en cuenta la minimización de los impactos de los productos en la salud humana.

Por ejemplo, Rubén Sierra, el cantante de La Pegatina, se hizo el análisis en 2019 y un segundo en 2020. Como en 2019 le salió positivo por lo que se refiere a la presencia de las sustancias químicas derivadas del plástico, intentó durante un año evitar los tuppers y las botellas de agua de plástico y, en general, la mayor parte de los plásticos de un solo uso. Sin embargo, en el segundo análisis realizado para este informe, los valores de concentración de estas sustancias químicas, aunque fueron menores, no cambiaron de una manera sustancial, lo que demuestra que las decisiones de las personas consumidoras, de forma aislada, no son suficientes.

¿Qué feedbacks habéis obtenido de la campaña después de su puesta en marcha?

La campaña ha tenido un feedback muy positivo y ha habido mucho eco en medios de comunicación y redes sociales. Muchas personas han descubierto a Rezero y nuestra misión de trabajar por una transformación real hacia políticas de Residuo Cero a partir de la campaña. Hemos llegado, por lo tanto, a la gente de pie y a los políticos, que es el público principal de esta campaña.

Siempre decimos que la responsabilidad es compartida por todos los sectores, pero en el tema de la producción y consumo del plástico de un solo uso está totalmente descompensada. Mientras las personas somos las que recibimos la información, la presión y los consejos para reducir su impacto, la industria del plástico de un solo uso y su distribución no para de crecer. Por lo tanto, esta campaña debe llegar a los políticos para que regulen las actividades de la industria del plástico. Los beneficios millonarios de esta industria están afectando gravemente la salud, tanto nuestra como la de nuestro entorno.

¿Habéis logrado algún gesto político para lograr cambios legislativos que permitan avanzar hacia un envasado libre de tóxicos después de haber lanzado esta campaña?

Creemos que hemos conseguido poner sobre la mesa de debate político la toxicidad derivada de los productos de consumo. Territorios como Catalunya o Baleares se han mostrado receptivos a avanzar en su prevención. A nivel estatal, interpelamos a los diferentes ministerios implicados para que incorporen medidas concretas de reducción de envases de un solo uso y la desplastificación de nuestra alimentación en la futura Ley de residuos y suelos contaminados, que debe ser aprobada este 2021.

¿Se ha puesto en contacto con vosotros algún agente económico clave vinculado a la alimentación, el envasado y la distribución para contrastar los resultados y/o tratar de reducir la carga tóxica de los productos de consumo?

No nos han cuestionado en ninguno de los casos la información. Es difícil contradecir unos resultados que han surgido de un trabajo riguroso de Rezero y una investigación que ha contado con el equipo de la Dra. Cathrine Thomsen, del Instituto Noruego de Salud Pública (Oslo, Noruega), que llevó a cabo los análisis de laboratorio de las muestras de orina, y la revisión por parte del profesor Miquel Porta y su equipo en el Institut Hospital del Mar d’Investigacions Mèdiques de Barcelona (IMIM).

¿Cómo valoráis el nuevo Anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados respecto a las problemáticas que reveláis a través de esta campaña? ¿Cuáles son vuestras propuestas para mejorarlo?

El nuevo Anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados es una oportunidad para regular los plásticos de un solo uso, entre otros puntos importantes sobre la prevención de residuos. Pero en el caso de los plásticos, el Estado español está obligado a desarrollar una política concreta porque la normativa europea ya ha marcado el camino para limitar su uso.

A pesar nuestro, de nuestra salud y los recursos para un futuro sostenible, no vemos un Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico dispuesto a liderar los cambios reales y efectivos en prevención de residuos que son necesarios y urgentes. Desde Rezero, junto con otras organizaciones, intentaremos hacer lo posible para que se concreten en esta nueva ley medidas hacia la reducción en cantidad y toxicidad de los productos de consumo. Los de plástico de usar y tirar deben ser eliminados, y los envases que no sean evitables no deben contener aditivos químicos que sigan poniendo en peligro a la salud humana.

Por supuesto, seguiremos trabajando para que la ciudadanía no siga pagando la mala praxis de los fabricantes y, por lo tanto, que se cumpla el 100% de la responsabilidad por parte de los productores. Y, por último, en el caso de la reducción de los envases de plástico de un solo uso, defenderemos la implantación transversal de la reutilización para botellas de vidrio y plástico, así como en otros productos, mediante instrumentos efectivos como el sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR), entre otros.

En relación al trabajo que lleváis a cabo desde Rezero, ¿cuáles son las prioridades que consideráis más urgentes en relación a la prevención de residuos?

Desde Rezero aportamos conocimiento e impulsamos ideas, normativas y proyectos innovadores para que tanto las empresas, las administraciones públicas como la ciudadanía puedan tener la posibilidad de disfrutar de un modelo de producción y de consumo hacia el Residuo Cero, sin materias tóxicas, ni productos que queden sin uso.

Nuestra prioridad es poner luz a la situación actual y concretar con los diferentes sectores la manera de trabajar conjuntamente para reducir los residuos y aprovechar al máximo los recursos. En este sentido, hay que romper la cultura del usar y tirar y pensar más allá de lo que venimos haciendo desde hace años y que no nos da resultados satisfactorios. Esto quiere decir ir más allá de separación selectiva de residuos y el reciclaje, limitar la cultura de usar y tirar, y plantear sistemas de ecodiseño dirigidos a la reutilización. 

A la vez, creemos que el productor debe asumir los costes de todos y cada uno de los productos que ha introducido en el mercado y se han convertido en residuos. Y, por último, debemos poner los biorresiduos en el centro de la gestión de los residuos, antes que cualquier fracción. 

Publicado por

Laboratorio de ideas sobre residuos

Debate de ideas para el sector de la gestión de residuos

Un comentario en ““Estamos constantemente expuestos a sustancias químicas peligrosas a través de los plásticos””

  1. Una aproximación muy interesante y necesaria. El problema de los envases de usar y tirar no reside únicamente en el modelo de recogida y tratamiento de los residuos para su reciclaje. Es más complejo y mucho más amplio. El impacto para la salud de todos los envases de usar y tirar que contienen plásticos (incluyendo los recubrimientos de las latas) debería ser parte importante del necesario debate sobre el modelo de gestión de residuos, con un peso a la hora de fomentar el granel y la reutilización de envases con materiales libres de plástico.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos saber si no eres un bot * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.