logo

La economía circular en el Pacto Verde Europeo

La economía circular en el Pacto Verde Europeo

El Pacto Verde Europeo (Comunicación de la Comisión de 11 de diciembre de 2019) es la nueva estrategia de crecimiento para transformar la Unión Europea en un sociedad justa y próspera, con una economía moderna, autosuficiente y competitiva, en la que no existan emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050 y en la que el crecimiento económico esté desacoplado del uso de los recursos.

Para avanzar por el “nuevo camino de crecimiento sostenible e inclusivo” y lograr el objetivo de convertir a Europa en el primer continente climáticamente neutro, la economía circular adquiere un gran protagonismo en las acciones contempladas en el Pacto Verde Europeo.

En efecto, la economía circular está presente, de manera expresa, en 5 de las 8 políticas en las que se prevén transformaciones profundas. Son las siguientes:

  1. Política industrial. Para lograr la neutralidad climática y la economía circular se requiere la “plena movilización de la industria”. Se prevé, a este respecto, la adopción de una estrategia industrial de la UE y de un nuevo Plan de Acción de Economía Circular. Este Plan de Acción incluirá una política de “productos sostenibles” para apoyar el diseño circular de todos los productos, priorizando la reducción y la reutilización de materiales antes que su reciclado. El Plan guiará la transición de todos los sectores industriales, pero se fijará especialmente en los sectores intensivos en recursos como el textil, la construcción, los productos electrónicos y los plásticos. El Plan también incluirá medidas para que se ofrezca a los consumidores la elección de productos reutilizables, durables y reparables, y se analizará la necesidad de un “derecho a la reparación” y de frenar la obsolescencia programada de los dispositivos electrónicos.
  2. Edificación. Entre otras medidas se prevé la revisión de la regulación de los productos de construcción para garantizar que el diseño y la renovación de los edificios estén, en todas sus etapas, alineados con las necesidades de la economía circular.
  3. Agricultura. En el sector de la agricultura y del Sistema alimentario se prevé una Estrategia “de la granja a la mesa” que, entre otras ventajas, contribuirá a lograr una economía circular al reducir el impacto ambiental de los procesos alimentarios y establecer medidas concretas en el transporte, almacenamiento y envasado de productos y, también, en relación con los residuos alimentarios.
  4. Bosques. En el sector de la preservación y restauración de los ecosistemas y la biodiversidad, se presta especial atención a los ecosistemas forestales para incrementar su papel como sumideros de carbono, mejorando su resiliencia y promocionando la bio-economía.
  5. Contaminación cero para un ambiente libre de sustancias tóxicas. Se prevé la revisión de la legislación sectorial de las grandes instalaciones industriales para hacerla más consecuente con las políticas climáticas, energéticas y de economía circular.

Como se puede ver, las medidas propuestas son aún muy genéricas como para hacer valoraciones sobre su posible efectividad, si bien invita al optimismo ver que la economía circular vaya a ser uno de los pilares básicos del nuevo modelo de desarrollo de la UE. Habrá que ver ahora como estas intenciones se transforman en iniciativas legislativas concretas que deberán adoptar los Estados miembros.

Publicado por

Laboratorio de ideas sobre residuos

Debate de ideas para el sector de la gestión de residuos

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos saber si no eres un bot * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.